Combate la acidez estomacal, la gastritis y el reflujo con un vaso de este jugo

Spread the love

Si bien es cierto, como ya hemos mencionado en otras ocasiones nuestra dieta diría tiene bastante que revelar sobre el estado de nuestra salud. Pues una dieta que cumpla con todos los requisitos médicos puede asegurarnos un estado de salud excelente por mucho tiempo, todo lo contrario, a una dieta en la que incluyamos todo tipos de elemento, menos comida saludables.

En esta oportunidad estaremos presentando la receta de un antiguo remedio natural para tratar la acidez estomacal, la gastritis y el reflujo. Todos estos problemas con un mismo tratamientos casero y natural preparado con ingredientes que se consiguen en cualquier tienda.

Si padeces de alguno de estos problemas y sientes que necesitas conocer la forma de preparar este remedio porque las píldoras y otros tratamientos médicos no te son lo bastante efectivos. Quédate leyendo y toma apunte de la receta que vamos a compartir más abajo.

 

No te preocupes por el precio de los ingredientes que requiere la elaboración de este remedio, podemos asegurarte que son muy económicos y que como ya hemos dicho se pueden conseguir en cualquier tienda supermercado o tienda de artículos naturales. Sin más, vamos con la receta.

Como preparar este remedio casero.

Ingredientes a necesitar:

– Cuatro cucharadas de pulpa de sábila.

– Una cucharada de miel de abeja.

– Una taza de agua.

Preparación y uso:

Vamos a colocar en la licuadora los tres ingredientes antes mencionados, una vez allí procesamos hasta obtener una bebida homogénea sin grumos y listo. Lo recomendado por los especialistas es consumir un cuarto de taza de este remedio todos los días treinta minutos antes de cada una de las comidas principales.

READ  DESCUBRE ALGUNAS COSAS QUE NO SABIAS sobre el café y algunos trucos que te sorprenderá

Si nuestro contenido te parece interesante y te gusta, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tus aportes, dudas, preguntas y comentarios sobre el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *